Download Apologia para la historia o el oficio de historiador (Libros by Bloch Marc PDF

By Bloch Marc

En 1943 Marc Bloch interrumpi? su trabajo Apolog?a para los angeles historia o el oficio de historiador para incorporarse a los angeles resistencia antinazi. Su colega Lucien Febvre corrigi? y prepar? una edici?n p?stuma del que se cre?a el ?nico texto. Sin embargo, su hijo Etienne Bloch recuper? el unique e incorpor? las sucesivas versiones de l. a. obra revisando los manuscritos de su padre, a los que Febvre no hab?a tenido acceso. Nos ofrece as? l. a. posibilidad de descubrir el trabajo de un historiador que outline pr?cticas, objetivos; en suma, que reflexiona sobre su oficio.

Show description

Read Online or Download Apologia para la historia o el oficio de historiador (Libros de Texto) PDF

Best no-ficcion books

El lenguaje como semiótica social : la interpretación social del lenguaje y del significado (Sociologa)

El lenguaje no es un mero reflejo metafórico de los angeles realidad social ni un ingrediente expresivo de ésta: es el vínculo semiótico que produce y renueva los significados culturales y los significantes discursivos, los mensajes complejos de un aquí y un ahora históricos. Los ensayos reunidos de M. A. okay. Halliday reflejan una indagación a fondo dentro de este abigarrado fenómeno.

Como saber si no eres budista?

¿Así que crees ser budista? Veamos, reflexiona. El maestro de budismo tibetano Dzongsar Jamyang Khyentse, uno de los Lamas más creativos e innovadores de hoy en día, arroja el guante al mundo budista, desafiando los conceptos erróneos, estereotipos y fantasías más comunes. Con ingenio e ironía Khyentse incita a los lectores a ir más allá de los adornos superficiales del budismo, más allá del romance con las cuentas del rosario, el incienso o los hábitos exóticos, y a entrar derecho en el corazón de lo que el Buda enseñó.

Additional resources for Apologia para la historia o el oficio de historiador (Libros de Texto)

Sample text

2 2. LA HISTORIA Y LOS HOMBRES Algunas veces se ha dicho: "La historia es la ciencia del pasado". 3 [Porque, en primer lugar,] la idea misma que el pasado, en tanto tal, pueda ser objeto de una ciencia es absurda. ¿De qué manera se puede tratar como materia de conocimiento racional, sin previa delimitación, a una serie de fenómenos cuyo único punto en común es el no ser contemporáneos? ¿Podemos imaginar, de manera similar, una ciencia total del Universo en su estado actual? 2 Toda esta exposición figuraba de manera diferente en la primera redacción al final de la Introducción.

Con el fin de simplificar él problema, renunciemos incluso a preguntarnos hasta qué punto, bajo un nombre que no ha variado, la fe realmente ha permanecido inmutable en su esencia. Por intacta que se considere una tradición, siempre será necesario dar las razones de su mantenimiento. Razones humanas, se enriende; la hipótesis de una acción providencial escaparía a la ciencia. En pocas palabras, la cuestión no es saber si Jesús fue crucificado y después resucitó. Lo que ahora hay que entender es por qué tantos hombres a nuestro alrededor creen en la Crucifixión y en la Resurrección.

Marc Bloch I. La historia, los hombres y el tiempo 57 los hombres. Más que el singular que favorece la abstracción, a una ciencia de lo diverso le conviene el plural, modo gramatical de la relatividad. Tras los rasgos sensibles del paisaje, [las herramientas o las máquinas,] tras los escritos en apariencia más fríos y las instituciones en apariencia más distanciadas de quienes las establecieron, la historia quiere captar a los hombres. Quien no lo logre nunca será, en el mejor de los casos, sino un obrero manual de la erudición.

Download PDF sample

Rated 4.68 of 5 – based on 48 votes